Ticker de noticias

La diferencia de los sexos: hombres y mujeres no poseen igual respuesta al estrés crónico

por @herbiava
A pesar de que ambos presentan igual capacidad de reaccionar ante las tensiones que alteran momentáneamente la vida diaria, las consecuencias de resistir esas tensiones a largo plazo no son las mismas para hombres y mujeres: ellas tienen mayor tendencia a desarrollar cuadros de ansiedad y depresión crónica.
Científicos parecen haber encontrado, que la razón se encuentra en el funcionamiento diferente del cerebro a nivel molecular para ambos sexos.

Tanto hombres como mujeres tenemos la misma pauta de respuesta fisiológica ante una sobresalto: los músculos se tensionan, el corazón late rápidamente y el estómago se cierra. Esto genera un estado que los científicos llaman de estrés transitorio. Sin embargo, incontables circunstancias cotidianas hacen que nos enfrentemos a situaciones inquietantes todos los días: frustraciones, miedos e incertidumbres que se instauran en el famoso estrés de la vida moderna.

stress-853645_640

Es materia conocida entre los profesionales de la salud que los hombres y las mujeres no tienen la misma capacidad de sobrellevar las tensiones: el género femenino tiene una mayor tendencia a desarrollar cuadros anímicos crónicos como la depresión, la ansiedad o el  estrés postraumático. Sin embargo, aún no se contaba con una explicación científica para esta discrepancia.  Sólo recientemente, los investigadores están comenzando a estudiar qué sucede a nivel celular en los cerebros de hombres y mujeres para tratar de explicar las diferencias observadas entre ambos sexos.

Nuevos estudios presentados en la Sociedad Americana de Neurociencias mostraron que es una hormona la que desencadena diferentes respuestas en células específicas del cerebro de machos y hembras ante una situación de estrés. Las hormonas son mensajeros celulares que cumplen un rol fundamental en el desarrollo sexual de hombres y mujeres desde la gestación y que influencian su comportamiento y fisiología durante toda la vida.

Para estudiar cómo estas hormonas podrían llegar a influenciar la capacidad de respuesta al estrés, un grupo de investigadores de la Universidad de Temple, dirigidos por la psicóloga Debra Bangasser, llevó adelante un trabajo donde se estudió la interacción de las hormonas femeninas y masculinas con un péptido llamado factor liberador de corticotropina, o CRF por sus siglas en inglés. Este péptido actúa como un neurotransmisor, alertando a las células ante una situación de estrés o peligro y preparando al cuerpo para reaccionar rápidamente y defenderse ante la amenaza.  Este sistema es una herramienta evolutiva, que nos permitía defendernos de predadores en los orígenes del hombre, pero si ese “estado activado” persiste por mucho tiempo, se genera una  situación fisiológica permanente de excitación, de híper reactividad, que poco ayuda a sobrellevar las altibajos de la vida moderna.

file00055916297

Bangasser y sus colegas encontraron que, ante una situación de alarma,  el cerebro de roedores machos y hembras presentaban un  número equivalente de receptores de CRF. Sin embargo, luego de 15 minutos de exposición a la amenaza, el número de receptores de CRF en la superficie del cerebro de las ratas macho disminuía marcadamente. Ello permitíría  a los machos recuperar cierta calma ante períodos de sobresalto más prolongados. Como las ratas hembras conservaban un número elevado de receptores de CRF, sus cerebros permanecían más perturbados ante la misma situación de estrés, aún si había transcurrido un tiempo considerable.

Los científicos creen posible que esa respuesta hormonal desigual en machos y hembras altere la expresión de su ADN, haciendo que la capacidad de reaccionar a situaciones de estrés se vuelva genética.

file7511254257998

Este descubrimiento podría sentar las bases para explicar porqué las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar padecimientos psíquicos crónicos ante situaciones de estrés prolongadas.

Para el psicólogo Brian Trainor de la Universidad de California, “es sólo cuestión de tiempo para que se implementen terapias diferenciadas en el tratamiento de trastornos en hombres y mujeres, teniendo en cuenta sus diferencias fisiológicas”. Porque crease o no, hasta ahora las prescripciones de medicamentos para la depresión era una cosa para hombres.

Acerca de Hernán Biava (29 Artículos)
Doctor en Ciencias Químicas, Docente-Coach y Periodista Científico. Se ha desempeñado como investigador y docente en la Universidad Nacional de Rosario, CONICET y la Universidad Tecnológica de Berlín. Como periodista, ha contribuido a varios blogs en español y en inglés. Ha recibido varios reconocimientos nacionales y internacionales, como el premio Enrique Herrero Ducloux de la Asociación Química Argentina y el premio Georg Forster de la Fundación Alexander von Humboldt, en Alemania. Cuenta en su haber con más de 10 publicaciones científicas en prestigiosas revistas internacionales. Apasionado por el conocimiento, la docencia y la nuevas tecnologías, se ha especializado en e-learning y coaching en ciencias.

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Cuáles son las consecuencias de la adicción a la pornografía? – Se dice ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: