Ticker de noticias

Científicos comprueban que las mascotas ayudan a disminuir los problemas de ansiedad en los niños

por @herbiava
Tener una mascota en casa puede ser la mejor herramienta para prevenir el stress y la ansiedad en los niños, según un estudio reciente llevado a cabo por investigadores del Centro Médico Bassett en Nueva York. Estos resultados dan sustento científico a los métodos de terapia asistida por animales cuya aplicación cuenta con el apoyo del Servicio Público de Salud de los Estados Unidos.

Que los animales son capaces de influir en la psiquis de los seres humanos, es algo que viene resonando en la comunidad médica desde hace bastante tiempo. Los beneficios demostrados que las mascotas tienen en la salud de las personas adultas han llevado al Servicio Público de Salud de los Estados Unidos a promover las terapias asistidas por animales como una práctica saludable. Sin embargo, aún no se habían recolectado evidencias de efectos similares sobre los niños pequeños.

La obesidad y los trastornos mentales infantiles (como la ansiedad y el stress) se vienen incrementado año a año, lo que pone en alerta a los sistemas de salud de todo el mundo. Para estos niños, las medidas preventivas y el diagnóstico temprano son esenciales para restablecer la competencia emocional y mejorar las oportunidades de una vida adulta sana.

En una nueva publicación a cargo de investigadores del Centro Médico Bassett, en Nueva York, se llevaron adelante estudios para corroborar la hipótesis que sostiene que los niños que poseen un perro como mascota son más propensos a tener un peso adecuado y una mejor salud mental.

“Tener un perro como mascota puede estimular las capacidades conversacionales en los niños, lo que a su vez actúa como un factor que alivia la ansiedad social”

girl-1004751_640Para ello, en un centro pediátrico de dicha institución, se estudiaron 643 niños y niñas de entre 4 y 10 años de edad, por un período de 18 meses. En el grupo seleccionado, el 58% de los participantes poseía un perro como mascota en su casa. Los niños fueron analizados en relación a su índice de masa corporal, actividad física, salud mental y el tiempo que pasaban en contacto con sus mascotas. Los investigadores tuvieron en cuenta las efectos debidos al ambiente socioeconómico de los niños, ya que en general, en los Estados Unidos, los niños con mascota suelen provenir de familias con mayores recursos.

“Es posible que la interacción con una mascota reduzca los niveles de cortisol en los niños a través de la liberación de oxitocina, lo que alivia la respuesta psicológica al stress. Estos efectos hormonales podrían ser los responsables de los beneficios percibidos en las terapias con animales”

Luego de corregir por este factor, los investigadores hallaron que en el grupo de niños que poseían un perro en casa, sólo el 12% mostró signos de algún trastorno de ansiedad mientras que este valor era casi del 21% entre los niños que no poseían mascotas.

“Tener un perro como mascota puede estimular las capacidades conversacionales en los niños, lo que a su vez actúa como un factor que alivia la ansiedad social”, menciona la doctora Anne Gadomski, responsable de llevar adelante esta investigación.

Esta experta agrega además que: “es posible que la interacción con una mascota reduzca los niveles de cortisol en los niños a través de la liberación de oxitocina, lo que alivia la respuesta psicológica al stress. Estos efectos hormonales podrían ser los responsables de los beneficios percibidos en las terapias con animales”.

dog-571125_640

Si bien los investigadores aclaran que se requieren mayores evidencias para certificar sus conclusiones, estos hallazgos se suman a los datos ya recogidos anteriormente sobre los efectos positivos de las mascotas en la salud física y emocional de las personas adultas para incorporar ahora también a los más jóvenes.

Pero cuidado que este trabajo científico trae cola: ¿no se le ocurrió que tal vez un perrito sin familia sea el mejor regalo para sus hijos en estas próximas navidades? No sólo traerá alegría a su hogar sino que también mantendrá a sus hijos sanos. Así lo dice la ciencia.

Fuente: Pet Dogs and Children’s Health: Opportunities for Chronic Disease Prevention?

Acerca de Hernán Biava (29 Artículos)
Doctor en Ciencias Químicas, Docente-Coach y Periodista Científico. Se ha desempeñado como investigador y docente en la Universidad Nacional de Rosario, CONICET y la Universidad Tecnológica de Berlín. Como periodista, ha contribuido a varios blogs en español y en inglés. Ha recibido varios reconocimientos nacionales y internacionales, como el premio Enrique Herrero Ducloux de la Asociación Química Argentina y el premio Georg Forster de la Fundación Alexander von Humboldt, en Alemania. Cuenta en su haber con más de 10 publicaciones científicas en prestigiosas revistas internacionales. Apasionado por el conocimiento, la docencia y la nuevas tecnologías, se ha especializado en e-learning y coaching en ciencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: