Ticker de noticias

Podemos detener el envejecimiento

por Pat Sierra @patsierra
Envejecer es algo que inevitablemente nos sucede, pero en nuestras manos está colocarle riendas y forzarlo al trote, o dejar que se desbarranque al galope suelto. La diferencia entre las dos actitudes, es brutal, como revela un estudio recién publicado en la revista Proceeding of The National Academy of Sciences.

Realizado por un grupo internacional de investigadores, liderados por el especialista en envejecimiento humano Daniel Beslky, un trabajo de investigación demostró de forma inédita, que las personas envejecen en ritmos espantosamente  distintos, y que eso ya es perceptible cuando se es joven.

En el estudio se trabajó con 954 neozelandeses de la ciudad de Dunedin, todos de la misma edad, acompañados por la ciencia desde que eran bebes. El equipo de Belsky verificó como ellos envejecían, en diferentes momentos a lo largo de 12 años, por medio de 18 marcadores biológicos con potencial para medir el deterioro de diversos órganos y sistemas del organismo. A pesar de que el documento de identidad de todos los participantes afirmaban que tenían una edad cronológica de 38 años, al final del estudio, los cálculos de los científicos revelaron que sus edades biológicas variaban desde los 28 hasta los 61 años de edad.

Décadas antes de que se vuelvan “ancianos”, demostró el estudio, los individuos con un envejecimiento más rápido, ya presentaban el físico debilitado, deterioro cognitivo, y salud inestable, además de los peores indicadores cardiovasculares, metabólicos, inmunológicos, renales, pulmonares y de deterioro del ADN. En otra prueba, se concluyó que las personas con edad biológica avanzada, eran aquellas quienes por la apariencia, muchos voluntarios les atribuían pertenecer a una franja etaria más alta. De acuerdo a la publicación firmada por Belsky y otros 14 investigadores, indican que las “intervenciones para desacelerar el envejecimiento humano, deben ser aplicadas cuando los individuos todavía son jóvenes”.

Proceso casi personalizado

Afortunadamente, hay mucho para hacer para aminorar el deterioro del organismo. Diferentes estudios sugieren que el 25% es dictado por la genética, en cuanto a eso, somos impotentes, no podemos hacer absolutamente nada, pero sobre el otro 75% de la aceleración en el envejecimiento, es responsabilidad individual. Está relacionado principalmente a lo que la investigadora Ivana Mânica da Cruz, de la Universidade Federal de Santa Maria (UFSM) de Brasil, llama la “santísima trinidad”: nutrición, actividad física y estrés.

“La edad cronológica no es lo más importante. Ella es un factor que indica probabilidades, porque es más probable tener enfermedades o disfunciones con el correr de los años. Pero el envejecimiento es casi personalizado. Las personas tienen un nivel de control sobre él. No conseguimos detenerlo ni hacerlo retroceder, pero podemos acelerar o desacelerar. Es como un auto. Nosotros somos el chofer. La decisión es entre acelerar o desacelerar, y es posible desacelerar mucho” afirma Ivana.

En sus propias investigaciones, la profesora de la UFSM ya corroboró que jóvenes del sur de Brasil que estaban en los 20 años, tienen marcadores biológicos de ancianos y ancianos que presentan índices de casi adolescentes. Alimentación, ejercicios, gestión de las emociones, exposición al sol y hábitos como fumar o beber, los llamados “factores ambientales” explican la diferencia que interviene en el nivel de desgaste del organismo.

El doctor Emilio Jeckel, especialista en biología del envejecimiento, profesor de la Universidad Pontificia Católica de Río Grande do Sul (PUCRS), afirma que hasta el hecho de vivir en una casa y no en la vecina, provoca alguna diferencia.

“Hay un patrón de envejecimiento característico para cada especie, solo que en la medida en que el organismo pasa tiempo en el ambiente, ocurren variaciones que hacen con que cada individuo se modifique de una manera. Si observamos a gemelos univitelinos que vivieron en ambientes distintos, los dos tendrán las mismas características genéticas, pero después de un tiempo vamos a percibir que uno es diferente del otro.

El desgaste biológico se puede dar de muchas maneras, porque estamos compuestos de varias partes y sistemas que entran en declive de manera inarmónica. Ellos no envejecen al mismo tiempo.

“Lo más importante es tener conciencia de que lo que está envejeciendo más rápidamente en el cuerpo y lo que se puede hacer en relación a eso. No es difícil de identificar, lo que comienza a presentar disfunciones. Por ejemplo, hay personas que tienen un problema en una rodilla y dicen “Ah, entonces no hago más nada”, pero están equivocados. Es imprescindible que hagan algo.

Más allá de eso, desde los 20 años es bueno chequear la glucosa y el colesterol. Después de eso, hay que realizar exámenes preventivos, de acuerdo a la edad.

Fuente: ZERO HORA ZH Vida

Acerca de Pat Sierra (195 Artículos)
Periodista, guionista conductora de Radio y TV y bloguera. Coeditora de "Se Dice Ciencia". Realizó su carrera en radio, televisión y gráfica. Se destaca su paso por América Noticias, Crónica TV, y los ciclos propios “Para quererte mejor” en cable y “Cóncavo y Convexo” en radio, entre otros. Sus guiones “El conventillo de los sueños” y “Domador de Tormentas” han sido galardonados por Argentores, así como su monólogo “Deprimida en la peluquería” que está incluido en el libro “La cocina de los dramaturgos”. Su blog “Patricia Sierra… ¿sólo sueños o mi propia realidad?” está en la web desde 2007. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir promoción 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: