Ticker de noticias

El secreto de sus ojos

Que el perro es el mejor amigo del hombre debe ser uno de los dichos más famosos y menos discutidos. Estos peludos amigos no son solo la mascota más común, sino que también son nuestros fieles acompañantes en la pobreza, la enfermedad y hasta en las guerras. Pero alguna razón debe haber para esta singular cercanía.  Un grupo de investigadores japoneses se acerca a una respuesta.

Takefumi Kikusui, quien estudia el comportamiento animal, lideró la investigación que determinó que en el intercambio de miradas entre un perro y su dueño, se desencadena una fuerte respuesta hormonal en ambos. Ese cambio pudo jugar un rol importante en la evolución de nuestros compañeros caninos.

dogs-loyalty

El grupo de investigadores reclutó a 30 participantes con sus mascotas (incluyendo a Kikusui y su poodle). Algunos de ellos dueños de perros y otros, de lobos. Luego de 30 minutos de interacción, se pudo observar que quienes se miraron por más tiempo a los ojos, presentaban un aumento en los niveles de oxitocina. En los humanos se incrementó en un 300% mientras que sus perros se elevó en un 130%.

No se observaron diferencias entre distintas razas de perros, pero este cambio hormonal no se detectó con los lobos; lo que es comprensible, ya que para ellos mirar a los ojos es una señal de hostilidad.

dogsandowners

La oxitocina, conocida como la hormona de la confianza, pero también relacionada con actitudes de fidelidad, altruismo y disminución de la ansiedad, juega un rol importante en la generación del vínculo madre-hijo. Estudios anteriores determinaron que el intercambio de miradas entre las madres y sus recién nacidos, genera un circuito de retroalimentación que aumenta los niveles de esta hormona en ambos.

Entonces, todo parece indicar que con los perros, estamos teniendo el mismo tipo de retroalimentación de oxitocina que tienen las madres con sus bebés.

puppy

Los resultados de este estudio pueden estar iluminando un poco la ciencia detrás de la domesticación de los perros; pues aquellos caninos que pudieron comunicarse con los humanos de manera más eficiente, a través de las miradas, podrían haber sido más beneficiados. Pero las implicancias de esta investigación son mucho mayores. Esta podría ser la base para comprender por qué la relación con los perros nos hace tanto bien. Y cómo estos animales de compañía son tan beneficiosos para personas con trastorno de estrés postraumático o autismo, condiciones para las que la oxitocina está siendo evaluada experimentalmente como tratamiento.

Fuente: http://news.sciencemag.org/brain-behavior/2015/04/how-dogs-stole-our-hearts

Acerca de Lourdes Pérez (6 Artículos)
Soy biotecnóloga, periodista científica y bioeticista en formación. Autora del blog adiosbabel. Colaboradora en revistas y blogs en temas de divulgación. Especialmente interesada en los desafíos éticos y sociales que presentan las nuevas tecnologías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: