Ticker de noticias

Impacto epigenético del hambre prenatal

En tiempos donde los embarazos en grupos carenciados crece, tendríamos que prestar atención a la desnutrición de las madres.

Por el doctor Alberto Luis D’Andrea @gengenial

Investigadores de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y de la Universidad de Leiden (Holanda) publicaron el 5 de mayo en la revista científica International Journal of Epidemiology el artículo “Early gestation as the critical time-window for changes in the prenatal environment to affect the adult human blood methylome”.

El estudio permitió establecer que los niños cuyas madres sufrían  desnutrición a nivel de hambruna  durante las primeras diez semanas de embarazo presentaban importantes cambios en la metilación del ADN. Esta consiste en la adición de un grupo metilo a las moléculas de citosina capaz de producir la silenciación de un gen concreto o de toda una región de ADN.

La metilación del ADN constituye uno de los mecanismos principales de la regulación epigenética (estudio de todos aquellos factores no genéticos que intervienen en la determinación de la ontogenia o desarrollo de un organismo…) responsable de suprimir genes implicados en el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo.

El artículo constituye en el primer estudio para examinar los patrones de ADN de nutrición prenatal y de todo el genoma en adultos expuestos a graves deficiencias en la nutrición durante los diferentes períodos de la gestación.

En la investigación se evaluó la exposición al hambre (definido como la ingesta de 900 o menos kcalorías al día) durante el invierno holandés de 1944-1945, utilizando muestras de sangre de 422 individuos expuestos a la hambruna en cualquier momento durante la gestación y 463 controles sin exposición hambre prenatal. Los autores examinaron los individuos nacidos entre febrero de 1945 y marzo 1946, cuyas madres sufrieron hambruna durante o inmediatamente antes del embarazo, los individuos concebidos entre marzo y mayo de 1945 en un momento de la hambruna extrema y controles nacidos en las mismas instituciones cuyas madres no experimentaron el hambre durante el embarazo, así como controles de hermanos que también no fueron expuestos a la hambruna durante el embarazo.

Los resultados muestran asociaciones entre la exposición al hambre durante las semanas 1-10 de gestación y los cambios en los niveles de metilación del ADN de todo el genoma, pero no en períodos posteriores del embarazo.

También se observaron cambios en el patrón de metilación en individuos que sufrieron la hambruna en esos años pero cuyas madres no sufrieron hambruna  durante su gestación muchos años antes.

Así como los avances en las técnicas vinculadas al análisis forense del ADN permiten hoy establecer satisfactoriamente la identidad de un asesino, tal vez el patrón de metilación vinculado a la hambruna prenatal, realizado muchos años después, nos permita establecer fehacientemente a los responsables y su grado de culpabilidad…

FUENTE: Biotecnología &Nanotecnología al Instante

Acerca de Se dice ciencia (70 Artículos)
Se dice ciencia, un blog ATP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: