Ticker de noticias

La terapia de reemplazo hormonal no ayuda al corazón de las mujeres

La etapa del climaterio es en muchas mujeres, sencillamente insoportable, calores, retención de líquidos, insomnio, tristeza…
La terapia de reemplazo hormonal funciona, pero a veces el riesgo-beneficio resulta negativo

Las hormonas nos hacen sentir como… pero la realidad es que a veces puede llegar a perjudicarnos.

Una revisión descubrió un aumento del riesgo de accidente cerebrovascular para algunas mujeres, aunque el momento de inicio del uso podría ser un factor clave

family-515530_1280La noticia hoy apareció en Medline pero para muchas de nosotras, no era novedad, más quienes transitamos la etapa llamada “climaterio”, que es el período de transición antes y después de la menopausia. En algunas mujeres entre las que me incluyo el pasillo del climaterio se hace muy largo porque en mi caso no llegué aún a la menopausia, pero los síntomas son muy feos.

Los espantosos calores, creo que los podría definir Stephen King en una de sus novelas terroríficas, podés estar en el polo, charlando con esquimales, y cuando llega el infierno a tu cuerpo, no vas a saber si desnudarte y enterrarte en la nieve sería lo adecuado, o meterte adentro de un freezer. En mi caso, lo que funciona es beber agua helada.

Me atendía con una ginecóloga, que cuando empecé con estos síntomas fui yo la que le pregunté si podía empezar con la terapia de reemplazo hormonal. Me dijo que no era positiva y que compre Isoflavonas (Comprimidos derivados de la soja) que me iban a ayudar.

Creo que podía consumir una plantación entera de soja, que en mi caso, no surtió ningún efecto, y como no soy perfecta, busqué un profesional que me indique la terapia de reemplazo hormonal.

Te hacen unas preguntas: ¿fumás?, ¿tenés presión alta?, ¿colesterol?, ¿diabetes? ¿tomás alcohol? Si tus respuestas fueron no, y si además en tus antecedentes no hay cáncer, inmediatamente llega la indicación de la terapia de reemplazo hormonal.

Cuando empezás a tomarlas, te sentís espectacularmente bien, eliminás líquidos, los calores se van, dormís de noche… pero aunque te niegues a leer ese prospecto con esa letra chiquita, que tiene el tamaño de uno de los libros de la biblia, sabés que te puede ocurrir una serie de cosas que te negaste a leer, pero que el laboratorio con una tremenda sabiduría legal lo pone por si te ocurre algo mínimo o incluso la muerte, o sea, ellos están legalmente cubiertos pase lo que te pase.

Los nuevos hallazgos aparecen en la revista Cochrane Library en la edición del 10 de marzo de 2015.

pastiEl informe del estudio:

La revisión de los datos recogidos sobre el tema, halló que la terapia de reemplazo hormonal (TRH) no protege a la mayoría de las mujeres posmenopáusicas de las enfermedades cardíacas, e incluso podría aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

Además, el estudio sugiere que los daños y los beneficios de la terapia hormonal podrían variar en función de la edad en que una mujer empiece la terapia, explicó el autor principal del estudio, el Dr. Henry Boardman, del departamento de medicina cardiovascular de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

“Esta hipótesis sobre el momento de inicio podría ser la clave del uso de la TRH”, convino una experta, la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de mujeres y enfermedades cardiacas del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

“Para ciertas mujeres que cumplen con los criterios, empezar la TRH al inicio de la menopausia podría ser beneficioso, y el miedo de seguirla quizá no tendría ningún fundamento”, dijo Steinbaum, que no participó en el nuevo estudio.

En el mismo informa que al reducirse el suministro natural de estrógenos en una mujer, la Terapia de Reemplazo Hormonal se ha usado ampliamente e inclusive se la ha utilizado para ayudar a prevenir las enfermedades cardiacas en las mujeres posmenopáusicas, indicaron los investigadores.

Luego, en el 2002, un estudio halló que la TRH aumentaban las posibilidades de contraer cáncer de mama y ACV. Fue el momento en que se redujo la prescripción de la TRH.

Se analizaron datos de una variedad de estudios con más de 40 mil mujeres en todo el mundo, quienes hicieron el tratamiento de TRH por períodos de siete meses y más de 10 años, los resultados no mostraron evidencia alguna de que la terapia reduzca el riesgo de muerte por cualquier causa, ya sea por una enfermedad cardíaca, infarto, angina de pecho no mortal para las mujeres sanas o las que tenían alguna enfermedad cardíaca. Incluso se la asoció con riesgo de sufrir un ACV.

El momento de inicio pareció ser importante. Hubo cierta evidencia de que las mujeres que empezaron el tratamiento hormonal dentro de los primeros 10 años de menopausia parecieron gozar de un pequeño nivel de protección contra la muerte y los ataques cardíacos, y sin aumentó en el riesgo de ACV. Pero estas mujeres parecieron tener un aumento del riesgo de aparición de coágulos sanguíneos.

“Las evidencias que tenemos proporcionan algún respaldo para la llamada ‘hipótesis del momento de inicio’, pero deberíamos tener en cuenta el tamaño de este efecto”, dijo Boardman en un comunicado de prensa de la revista.

“Cuando observamos los resultados según la edad de las mujeres, o según cuánto tiempo había pasado desde que empezó la menopausia en el momento en que iniciaron el tratamiento, hallamos que si mil mujeres menores de 60 años empezaran la terapia hormonal esperaríamos 6 muertes menos, 8 casos menos de enfermedades cardiacas y 5 casos adicionales de coágulos sanguíneos en unos 7 años, en comparación con 1,000 mujeres similares que no empezaran la terapia hormonal”, añadió Boardman.

De modo que los hallazgos del estudio “han de tomarse en cuenta cuidadosamente”, comentó. “Se trata de un problema de salud complicado, donde el mismo tratamiento ofrece beneficios para algunas mujeres, pero daña a otras”.

Steinbaum se mostró de acuerdo con que las mujeres quizá deberían tomar la decisión de seguir la TRH según cada caso, tras hablarlo con su médico.

“La terapia de reemplazo hormonal para las mujeres posmenopáusicas ha sido un tema controvertido”, dijo. “Este nuevo estudio publicado en la revista Cochrane Library, que observó a más de 40 mil mujeres, se ha sumado a la confusión, pero también ha ayudado a establecer unas directrices potenciales”.

La Dra. Taraneh Shirazian, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, dijo que, en el momento actual, el uso de la TRH “se recomienda durante el periodo más corto de tiempo para el control de los síntomas debido a los riesgos de coágulos sanguíneos, ACV y un aumento ligero del riesgo de cáncer de mama y de ovario”.

“Este estudio sugiere que si se usa en un momento más lejano a la menopausia, no se obtienen los beneficios cardiacos y los riesgos de aparición de coágulos sanguíneos y ACV aumentan”, añadió Shirazian. “Es importante tener en cuenta la edad de inicio de la TRH, otras afecciones médicas y los antecedentes familiares con respecto al seno y los ovarios cuando se piense en la TRH en las mujeres individuales”.

Mi experiencia

En una noche cálida de diciembre, llevando aproximadamente un año de TRH, mi brazo se inflamó de manera que parecía un muslo. Llamé inmediatamente al ginecólogo, me dijo que vaya con urgencia a una guardia que podía estar haciendo un trombo.

Llegué a la guardia del Hospital Fernández, apenas me vieron en la recepción me hicieron ingresar inmediatamente antes que los pacientes que estaban esperando a ver al cirujano de guardia porque también pensaron que era un trombo. Afortunadamente, al ver el cirujano, constató que era una picadura de araña que me había provocado una gran reacción alérgica.

Luego de ese incidente, decidí suspender la TRH, ya que ante cualquier síntoma el temor sería una trombosis o un ACV.

Soportar estoicamente, es lo que hago. Trato de alimentarme bien, de caminar, consciente de que es algo que debo transitar y que en algún momento como todo, también va a pasar.

FUENTES: Suzanne Steinbaum, M.D., director, women and heart disease, Lenox Hill Hospital, New York City; Taraneh Shirazian, M.D., assistant professor, obstetrics, gynecology and reproductive sciences, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Cochrane Library, news release, March 9, 2015

Acerca de Pat Sierra (195 Artículos)
Periodista, guionista conductora de Radio y TV y bloguera. Coeditora de "Se Dice Ciencia". Realizó su carrera en radio, televisión y gráfica. Se destaca su paso por América Noticias, Crónica TV, y los ciclos propios “Para quererte mejor” en cable y “Cóncavo y Convexo” en radio, entre otros. Sus guiones “El conventillo de los sueños” y “Domador de Tormentas” han sido galardonados por Argentores, así como su monólogo “Deprimida en la peluquería” que está incluido en el libro “La cocina de los dramaturgos”. Su blog “Patricia Sierra… ¿sólo sueños o mi propia realidad?” está en la web desde 2007. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir promoción 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: