Ticker de noticias

Fumar durante el embarazo podría aumentar el riesgo de diabetes de las hijas

Ser delgada no protegió de la enfermedad del azúcar en la sangre

Fumar durante el embarazo es una de los peores hábitos que puede tener una futura mamá porque influye negativamente en su salud y en la de su bebé. Un nuevo estudio reveló que las mujeres cuyas madres fumaron durante la gestión podrían tener entre dos y tres veces más probabilidades de contraer diabetes en la adultez.

pregnant

El hallazgo se basa en un seguimiento a 1,800 mujeres cuyas madres habían sido participantes en un estudio anterior. Los resultados amplían investigaciones anteriores que sugieren que la exposición fetal a los cigarrillos aumenta el riesgo tanto de obesidad como de peso bajo al nacer.

Todas las madres recibieron atención obstétrica en el área de San Francisco en algún momento entre 1959 y 1967. Debido a que el análisis al principio se realizó para explorar el riesgo de cáncer de mama, el estudio actual no incluyó hijos varones.

diabetes 2

“Nuestros hallazgos son coherentes con la idea de que las exposiciones gestacionales a sustancias químicas ambientales pueden contribuir al desarrollo de la salud y de la enfermedad”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de California la autora del estudio, Michelle La Merrill, profesora asistente de toxicología ambiental de la universidad, en Davis.

“Encontramos que el tabaquismo de los padres es en sí mismo un factor de riesgo de la diabetes, independiente de la obesidad o del peso al nacer. El estudio sugiere que si los padres fuman, simplemente ser delgado no protege de la diabetes”, explicó La Merrill.

Los autores del estudio hallaron que el riesgo de diabetes también pareció aumentar entre las mujeres que habían sido expuestas al humo en el útero a través del hábito de cigarrillos del papá, aunque el grado de aumento en el riesgo sigue sin estar claro.

No obstante aunque el estudio encontró una asociación entre fumar en el embarazo y el riesgo de diabetes en las hijas, no pudo probar causalidad.

La Merrill y sus colaboradores informan sobre sus hallazgos en la edición del 9 de febrero de la revista Journal of Developmental Origins of Health and Disease.

Fuente: Medline plus

 

Acerca de Bárbara Paula Groba (162 Artículos)
Periodista egresada de TEA. Periodista científica recibida en el Instituto Leloir. Co- Editora de Se Dice Ciencia. Redactora de Salud en Revista G. Columnista de espectáculos en Bondi, un viaje de vuelta por Radio Wu. Co- Editora de Historias de Moda. Columnista general en noticiasar.com. Crónica de Alberto Fernández de Rosa publicada en el libro "Cuando se apagan las luces, crónicas detrás de escena".

4 Trackbacks / Pingbacks

  1. 10 reglas para cuidar los riñones | Se dice ciencia
  2. Claudio Izaguirre: “La marihuana es creadora de psicoticos, paranoicos y esquizofrenicos” | Se dice ciencia
  3. La despenalización de la tenencia de drogas dividió a la sociedad | Se dice ciencia
  4. Un estudio explica por qué la vida saludable no alcanza para vivir más – Se dice ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: