Ticker de noticias

Mitos y verdades sobre los embarazos

El embarazo es un momento muy especial en la vida de una mujer. Aunque hay cada vez más conocimiento respecto a los cuidados que debe tener una futura mamá en esta etapa, los mitos siguen existiendo y propagándose a través de las generaciones. Algunos de éstos ponen en grave la salud del bebé por eso es crucial distinguir los verdaderos de los falsos.

embarazo

  • Tomar unas copas de alcohol durante el embarazo no le hace nada al bebé:  Todas las instituciones públicas de salud del mundo recomiendan a las embarazadas que eliminen el alcohol. Para el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos la exposición fetal al alcohol es una de las principales causas prevenibles de malformaciones congénitas y de problemas de desarrollo fetal.  El alcohol es metabolizado en el hígado, luego pasa rápidamente a la sangre, cruza la placenta y llega al bebé. Al hígado del bebé le cuesta mucho más que al de la madre poder transformarlo en una sustancia inocua. No hay que olvidar que esa bebida que consume es la misma que usa para desinfectar.

Ese esfuerzo enorme que tiene que hacer el hígado del bebé, por el vaso del alcohol que disfrutó, le puede llevar a tener un aborto espontáneo o que el pequeño nazca con bajo peso. Hay estudios que muestran que las embarazadas que toman una sola bebida alcohólica por semana tienen más probabilidades de que sus hijos tengan problemas de aprendizaje o hiperactividad.

El cuadro más grave sel llama síndrome de alcohol fetal con alternación en el desarrollo, rasgos faciales anormales y daños en el sistema nervioso central. Pero, tranquila, si no sabía que estaba embarazada y tomó alcohol, no se preocupe, es sólo en una ocasión y recién comienza el desarrollo del feto, pero a partir de ahora suspenda el alcohol.

baby

  • No hay problema si fuma algunos cigarrillos cuando está embarazada:  El tabaquismo es una adicción, similar al alcohol o al consumo de cocaína, nunca es bueno y menos cuando está esperando un hijo. Cada cigarrillo contiene 4.000 compenentes químicos, entre ellos DDT.

Al encender un cigarrillo, el humo llega al pulmón y en 7 segundos ya está en su cerebro y en el del bebé.

Se demostró que los hijos de madres fumadoras durante la gestación tienen un mayor riesgo de tener bajo peso al nacer, así como infecciones respiratorias durante los dos primeros años de vida. Como si esto fuera poco se asocia a menor tasa de lactancia materna y complicaciones más graves, como síndrome de muerte súbita del lactante, malformaciones congénitas, labio leporino y mayor mortalidad perinatal.

La miel no debe darse antes de cumplir el año, ya que puede contener un bacilo que se llama clostridium botulinum que en un organismo inmaduro como el del bebé que puede ocasionar neurotoxina causante del botulismo infantil,

Tampoco es recomendable mojar el chupete en jugos de frutas, ya que no se recomiendan antes de los seis meses porque no deben sustituir la fruta. A partir del año un niño ya puede comer casi lo mismo que un adulto.

no fumar

La alimentación de la madre durante la lactancia no altera la leche que le da al bebé. La dieta de la madre influye en la leche materna. Como la lactancia es un período agotador más que el embarazo mismo, algunos recomiendan incrementar en 500 las calorías que venía consumiendo la madre sin sobrepasar las 1.700 calorías y nunca realizar una dieta de menos de 1.500 por día.

Es real que algunos alimentos cambian el sabor de la leche materna, como los ajos, cebollas, espárragos, rábanos, repollitos de Bruselas, embutidos muy fuertes, entre otros.

Si el nene es alérgico a algún alimento, su pediatra le va a recomendar que no lo coma. También debe limitar algunos componentes de bebidas excitantes, como el café, el té o el mate.

lactancia

Los alimentos cítricos cortan la secreción de la leche materna.  El mito es erróneo y surge del concepto de que el limón corta los lácteos, así que, por lo tanto, los cítricos deberían cortar la leche materna.

Los cítricos son ricos en vitamina C y ácido fólico, por lo que es recomendable consumirlos durante el embarazo y la lactancia.

Le pueden ocasionar ciertos malestares gastrointestinales, pero va a depender de su tolerancia que tenía previamente a estos alimentos.

No hay que teñirse el pelo cuando está embarazada:  No existe evidencia de que los productos químicos del cabello perjudiquen al bebé. La Organización de Servicios de Información Teratológica de Estados Unidos, que proporciona información sobre los riesgos potenciales en la reproducción, dice que los estudios realizadoscon animales no muestran relación entre las tinturas del cabello y alteraciones teratológicas.

La cantidad de tintura que se usa normalmente no es suficiente para poner en riesgo ni a la madre ni al bebé y se deben utilizar fórmulas vegetales, evitando las que contengan plomo, mercurio o químicos sintéticos.

Eso sí, la progestora, que produce la placenta durante el embarazo, debilita el cabello facilitando la caída y si se lo tiñe seguido, puede perder mucho pelo. Lo importante es que utilice colorantes autorizados por el Ministerio de Salud Pública de la Nación.

Si está embarazada no puede ir al dentista: La anestesia no está contraindicada y su dentista le va a aplicar una pequeña cantidad, sin vasoconstrictores y en forma local, siendo imposible que pueda alterar el desarrollo del bebé.

Es imprescindible que tenga un extremo cuidado con la higiene bucal, ya que los cambios hormonales que se producen durante el embarazo agravan los problemas periodontales.

Es muy común que la futura mamá presente gingivitis. Para prevenirla hay que visitar al dentista antes de quedar embarazada para realizar una buena limpieza dental.

Fuente: “Todos somos médicos” de Jorge Tartaglione.
Acerca de Bárbara Paula Groba (162 Artículos)
Periodista egresada de TEA. Periodista científica recibida en el Instituto Leloir. Co- Editora de Se Dice Ciencia. Redactora de Salud en Revista G. Columnista de espectáculos en Bondi, un viaje de vuelta por Radio Wu. Co- Editora de Historias de Moda. Columnista general en noticiasar.com. Crónica de Alberto Fernández de Rosa publicada en el libro "Cuando se apagan las luces, crónicas detrás de escena".

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Aumentan los casos de bebés adictos a los narcóticos | Se dice ciencia
  2. Mitos y verdades sobre las pastillas anticonceptivas | Se dice ciencia
  3. Fumar durante el embarazo podría aumentar el riesgo de diabetes de las hijas | Se dice ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: