Ticker de noticias

Científicos del Instituto Salk desarrollaron una píldora que engaña al cuerpo para adelgazar

¿La “comida imaginaria” sería una solución a la obesidad? … Parece que el milagro se llama Fexaramine, y es el nuevo descubrimiento de científicos del Instituto Salk.

Ronald Evans, director de Salk’s Gene Expression Laboratory, ha desarrollado un compuesto llamado Fexaramine el cual actúa como comida imaginaria, ayudando en el tratamiento contra la obesidad y enfermedades metabólicas. Imagen: Cortesia de Salk Institute for Biological Studies

LA JOLLA- Investigadores del Instituto Jonas Salk  han desarrollado un nuevo tipo de píldora que engaña al cuerpo haciéndole creer que ha consumido calorías, mientras que en realidad está quemando grasa. El compuesto detuvo efectivamente el aumento de peso, bajó el colesterol, el azúcar en la sangre y la inflamación. Por ahora ha sido probada en ratones con mucho éxito, por lo que se supone que rápidamente se harán ensayos clínicos en humanos.

A diferencia de la mayoría de las píldoras de dieta en el mercado, esta nueva píldora, llamada Fexaramine, no se disuelve en la sangre como los supresores del apetito o medicamentos dietéticos a base de cafeína, pero permanece en los intestinos, causando menos efectos secundarios.

“Esta píldora es como una comida imaginaria”, dice Ronald Evans, director del Laboratorio de Expresión Genética de Salk y autor principal del nuevo estudio, publicado 05 de enero 2015 en la revista Nature Medicine.

“Envía las mismas señales que normalmente suceden cuando usted come una gran cantidad de alimentos, por lo que el cuerpo comienza a despejar el espacio para almacenarlo. Pero no hay calorías y sin cambios en el apetito”.

En los Estados Unidos, más de un tercio de los adultos son obesos y 29,1 millones de personas tienen diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Tanto la obesidad como la diabetes han incrementado el gasto en salud, y acortó la esperanza de vida.

El Laboratorio de Evans, ha pasado casi dos décadas estudiando el receptor farensoid X (FXR), una proteína que juega un papel en la forma en que el cuerpo libera ácidos biliares del hígado, digiere las grasas y los azúcares de los alimentos y almacena. El cuerpo humano enciende el receptor FXR en el comienzo de una comida, Evans y otros han mostrado que para prepararse para una afluencia de alimentos, el receptor FXR no sólo desencadena la liberación de ácidos biliares para la digestión, sino que también cambia los niveles de azúcar en la sangre y hace que el cuerpo queme algunas grasas para prepararse para la comida entrante.

Las empresas farmacéuticas destinadas para tratar la obesidad, diabetes, enfermedad hepática y otras condiciones metabólicas han desarrollado fármacos sistémicos que activan FXR, pero estos medicamentos afectan a varios órganos y tienen efectos secundarios. Evans se preguntó si se aplicara FXR sólo en el intestino en lugar de todos los órganos (el hígado, los riñones y las glándulas suprarrenales) a la vez, podría tener un resultado diferente.

“Cuando usted come, tiene que activar rápidamente una serie de respuestas en todo el cuerpo”, dice Evans. “Y la realidad es que la primera respuesta para todo esto es el intestino”.

“Resulta que cuando administramos Fexaramine oralmente, sólo actúa en el intestino”, explica Michael Downes, un científico de Salk y co-autor del paper. Dar uno de estos fármacos en forma de píldora diaria (que sólo llega a los intestinos, sin necesidad de transportar en el torrente sanguíneo que llevaría la droga en todo el cuerpo), no sólo restringe los efectos secundarios sino que además el compuesto es mejor para detener el aumento de peso.

Cuando se le suministró a los ratones una píldora diaria de Fexaramine durante cinco semanas, los ratones dejaron de aumentar de peso, perdieron grasa, bajaron los niveles de azúcar en sangre y el colesterol, comparados con los ratones no tratados. Además, los ratones tenían una suba en su temperatura señal de que el metabolismo aumentaba gradualmente, y algunos depósitos de grasa blanca en sus cuerpos se convirtieron en color beige, la forma saludable que quema de energía del tejido. Incluso la colección de bacterias en los intestinos de los ratones cambió cuando recibieron el medicamento, aunque lo que esos cambios significa que aún no está claro.

Así que, ¿por qué Fexaramine en el intestino funciona incluso mejor que las drogas que activan simultáneamente FXR en todo el cuerpo? Evans piensa que tiene que ver con el orden natural en el que las vías moleculares del cuerpo responden a una comida.

En la imagen izquierda vemos como actúan las pastillas usadas hasta el día de hoy, con efectos colaterales no deseados , mientras que en la imagen derecha se ve como actúa Fexaramine.

En la imagen izquierda vemos como actúan las pastillas usadas hasta el día de hoy, con efectos colaterales no deseados , mientras que en la imagen derecha se ve como actúa Fexaramine.

“La respuesta del cuerpo a una comida es como una carrera de postas, si se le dice a todos los corredores que corran al mismo tiempo, usted nunca va a pasar el testigo”, dice Evans. “Hemos aprendido cómo activar el primer corredor de modo que el resto de los eventos suceden en un orden natural.”

Los investigadores dicen que Fexaramine no solo no alcanza el torrente sanguíneo, sino que también es probablemente más segura en los seres humanos que otros fármacos de focalización de FXR. Ya están trabajando para establecer ensayos clínicos en humanos para probar la eficacia de Fexaramine para tratar la obesidad y la enfermedad metabólica. Lo ideal sería que el fármaco, administrado bajo prescripción y guia de un médico, trabaje en conjunto con la dieta y estilo de vida, similar a las cirugías para bajar de peso u otros medicamentos contra la obesidad o la diabetes.

Otros investigadores en el estudio eran Sungsoon Fang, Jae Myoung Suh, Elizabeth Yu, Eiji Yoshihara, Sandra Jacinto, Elizaveta Lukasheva, Annette Atkins y Ruth Yu, del Instituto Salk; Shannon Reilly y Alan Saltiel de la Universidad de Michigan; Olivia Osborn, Denise Lackey, Bernd Schnabl, David Brenner y Jerrold Olefsky de la Universidad de California, San Diego; Alessia Perino y Kristina Schoonjans de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne; Alexander Khvat de ChemDiv; y Sally Coulter y Christopher Liddle de la Universidad de Sydney.

El trabajo fue apoyado por becas de los Institutos Nacionales de Salud, la Fundación Glenn de Investigaciones Médicas, Leona M. y Harry B. Helmsley Charitable Trust, Ipsen Bioscience, Instituto de California para la Medicina Regenerativa, la Fundación Médica Ellison y el Nacional de Salud y la Investigación Médica Consejo de Australia. Ronald Evans también recibe fondos del Instituto Médico Howard Hughes.

FUENTE: INSTITUTO SALK

Acerca de Pat Sierra (195 Artículos)
Periodista, guionista conductora de Radio y TV y bloguera. Coeditora de "Se Dice Ciencia". Realizó su carrera en radio, televisión y gráfica. Se destaca su paso por América Noticias, Crónica TV, y los ciclos propios “Para quererte mejor” en cable y “Cóncavo y Convexo” en radio, entre otros. Sus guiones “El conventillo de los sueños” y “Domador de Tormentas” han sido galardonados por Argentores, así como su monólogo “Deprimida en la peluquería” que está incluido en el libro “La cocina de los dramaturgos”. Su blog “Patricia Sierra… ¿sólo sueños o mi propia realidad?” está en la web desde 2007. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir promoción 2014

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Mitos y verdades sobre los alimentos | Se dice ciencia
  2. Mitos y verdades sobre las comidas | Historias de Moda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: