Ticker de noticias

Una nueva esperanza para regenerar corazones infartados con células madre

Uno de los flagelos de este siglo es el Infarto Agudo de Miocardio, que aunque la ciencia haya avanzado mucho, nunca es suficiente cuando un corazón queda esclerosado.
El Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, tomo la punta en una terapia pionera en humanos que utiliza las células cardiacas alogénicas, provenientes de donantes, para reparar el tejido dañado de un paciente tras sufrir un infarto agudo de miocardio.

Un ensayo clínico fue presentado el viernes 30 de enero de 2015 con el objetivo de tratar a 55 pacientes, aunque por ahora solo se ha hecho con siete.

Presentan una evolución muy favorable, lo que demuestra que estas células se pueden administrar de manera segura, siendo un procedimiento muy sencillo en pacientes con una patología cardíaca grave, de acuerdo al doctor Francisco Fernández-Avilés, jefe de servicio de cardiología del hospital Universitario de Madrid Gregorio Marañón.

En la primera fase se ha comprobó que la dosis empleada no produce toxicidad, daño en el tejido cardíaco, ni problemas de intolerancia e inmunología, según Fernández-Avilés.

Las células se obtienen de los tejidos cardíacos que se descartan en determinadas cirugías cardíacas, tales como una cirugía valvular. Para expandir las mismas se realiza un procedimiento en laboratorio hasta alcanzar la dosis necesaria por paciente, 35 millones, si bien la cantidad puede ser extremadamente alta no lo es, ya que por cada biopsia se extraen cientos de millones de las mismas, o sea que con pocas biopsias se llega a una buena expansión de las mismas.

El perfil de las personas que pueden acceder a esta solución, son quienes han sufrido un Infarto Agudo de Miocardio, con el tejido seriamente afectado y con un gran riesgo de padecer insuficiencia cardíaca, y en España lugar donde se desarrolla son un 20% del total de infartados.

Las células se administran entre el quinto y décimo día después de haber sufrido el infarto, cuando la situación clínica está estabilizada. Las mismas se administran al enfermo por vía intracoronaria, con un procedimiento similar al que se utiliza para poner un stent, con un catéter muy pequeño y blando que no produce ningún daño mecánico, según los especialistas.

El jefe de Cardiología dejó claro que este tratamiento no es para tratar la insuficiencia cardiaca, sino que es para prevenirla y pretende actuar sobre el tamaño de la cicatriz y la evolución de la forma y la función del ventrículo izquierdo.

Y si el estudio muestra que se puede conseguir reducir el tamaño de la zona esclerosada y que evolucione de forma favorable el ventrículo izquierdo, se producirá un impacto tremendo sobre el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca en los próximos tres o cinco años.

Pero esto se podrá analizar cuando concluya el ensayo clínico con los 55 pacientes, que podría ser a finales de 2016.

Esta terapia en principio no sería efectiva en pacientes que ya tienen una alteración crónica del tejido cardíaco, porque, según el experto, cuanto más se aleja uno del episodio agudo la posibilidad de que las células solas hagan algo va disminuyendo de una forma rápida.

Para esa circunstancia, en lo que haría falta trabajar sería en una alternativa al trasplante.

El ensayo ha sido avalado por la Comisión Europea a través del proyecto denominado CAREMI, en el que participan más de veinte entidades europeas.

Acerca de Pat Sierra (195 Artículos)
Periodista, guionista conductora de Radio y TV y bloguera. Coeditora de "Se Dice Ciencia". Realizó su carrera en radio, televisión y gráfica. Se destaca su paso por América Noticias, Crónica TV, y los ciclos propios “Para quererte mejor” en cable y “Cóncavo y Convexo” en radio, entre otros. Sus guiones “El conventillo de los sueños” y “Domador de Tormentas” han sido galardonados por Argentores, así como su monólogo “Deprimida en la peluquería” que está incluido en el libro “La cocina de los dramaturgos”. Su blog “Patricia Sierra… ¿sólo sueños o mi propia realidad?” está en la web desde 2007. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir promoción 2014

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. El estrés dificultaría la recuperación de un ataque cardíaco en las jóvenes | Se dice ciencia
  2. 10 reglas para cuidar los riñones | Se dice ciencia
  3. El ejercicio no es un ‘antídoto’ contra pasar demasiado tiempo sentado – Se dice ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: