Ticker de noticias

La oxitocina: estudiada para tratar la anorexia

La oxitocina, químico cerebral denominado “la hormona del amor”, podría ser utilizado en el tratamiento para la anorexia nerviosa, reveló una investigación realizada por un equipo de científicos británicos y coreanos.

Ein schlankes Model findet sich zu dick

Actualmente no existen tratamientos farmacológicos eficaces para combatir esta enfermedad por lo que podría ser un gran avance. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, este trastorno afecta a dos de cada cien niños.

Si bien en general sus víctimas son mujeres también se registraron casos de hombres. Generalmente los enfermos oscilaban entre 10 y 20 años pero, según especialistas en nutrición de hospitales públicos y de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia, cada vez hay más consultas realizadas por pacientes mayores de 30 y menores de 10.

holadoctorcarrion com
La oxitocina es una hormona que se libera de forma natural relacionada con el afecto, el sexo, el parto y la lactancia. Como un producto sintetizado se ha probado como tratamiento para muchos trastornos psiquiátricos y se demostró que tiene beneficios en la reducción de la ansiedad social en las personas con autismo.

El trabajo que, sigue a un estudio anterior del mismo grupo de expertos, detectó que la oxitocina altera las tendencias de los pacientes anoréxicos a fijar la vista en los alimentos altos en calorías y formas corporales más gordas.

Las personas que padecen anorexia tienen una serie de dificultades sociales que, a menudo, empiezan en sus primeros años de adolescencia, antes del comienzo de la enfermedad. Usamos la oxitocina como posible tratamiento para la anorexia, centrándonos en algunos de estos problemas de fondo que vemos en los pacientesargumenta la autora principal de ambos estudios Janet Trausure, del Instituto de Psiquiatría King’s College London, en Reino Unido.

ella hoy es

En el primer trabajo, publicado en ‘Psychoneuroendocrinology’, se administró una dosis de oxitocina a través de un aerosol nasal o un placebo a 31 pacientes con anorexia y 33 controles sanos. Posteriormente, se les pidió que vieran secuencias de imágenes relativas a la alimentación (alta y baja en calorías), formas corporales (gordas y delgadas) y el peso (una escala variada). Cuando se pusieron las imágenes en la pantalla, los investigadores midieron la rapidez con la que los participantes las identificaron. Después de tomar oxitocina, los pacientes con anorexia redujeron su enfoque de atención hacia las imágenes de alimentos y partes del cuerpo gordas. El efecto de la oxitocina fue particularmente fuerte en los voluntarios con anorexia que tenían mayores problemas de comunicación.

superate a ti mismo com

El segundo estudio, publicado en ‘Plos One’, implicó a los mismos participantes, a los que se les sometió a una prueba similar antes y después de la oxitocina o placebo, pero en esta ocasión se evaluaron sus reacciones a expresiones faciales como la ira, el asco o la felicidad. Después de tomar la dosis de oxitocina, los pacientes con anorexia eran menos propensos a centrarse en las expresiones de asco y enojo.

asco
Es importante puntualizar que aún no es un tratamiento que haya sido probado sino que está en vías de experimentación, lo cual significa que todavía tiene que pasar todos las pruebas necesarias para ser utilizado como una terapia.

Como explica Treausure: “Esta es una investigación temprana con un pequeño número de personas pero es muy emocionante ver el potencial que este tratamiento podría tener. Necesitamos ensayos mucho más grandes, en poblaciones más diversas, antes de que podamos empezar a marcar la diferencia en cómo tratar a los pacientes”.

Acerca de Bárbara Paula Groba (162 Artículos)
Periodista egresada de TEA. Periodista científica recibida en el Instituto Leloir. Co- Editora de Se Dice Ciencia. Redactora de Salud en Revista G. Columnista de espectáculos en Bondi, un viaje de vuelta por Radio Wu. Co- Editora de Historias de Moda. Columnista general en noticiasar.com. Crónica de Alberto Fernández de Rosa publicada en el libro "Cuando se apagan las luces, crónicas detrás de escena".

6 Trackbacks / Pingbacks

  1. Cinco consejos para evitar los trastornos alimentarios de los niños | Se dice ciencia
  2. Más casos de falla hepática por abuso de anbólicos | Se dice ciencia
  3. Más casos de falla hepática por abuso de anabólicos | Se dice ciencia
  4. MANOREXIA: El trastorno alimenticio en hombres | Se dice ciencia
  5. Retrato de vida de una anoréxica | Se dice ciencia
  6. El secreto de sus ojos | Se dice ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: